Image Map

Las primeras previsiones para 2017 apuntan a abundantes cosechas de cereales, a pesar de que muchos agricultores se pasen a otros cultivos. Los precios mundiales de los alimentos supervisados por la FAO bajaron en marzo, en un contexto de amplia disponibilidad de suministros y expectativas de cosechas abundantes. El índice de precios de los alimentos de la FAO tuvo una media de casi 171 puntos en marzo, marcando un descenso del 2,8 por ciento respecto al mes anterior, aunque permanecía un 13,4 por ciento por encima de su nivel de un año antes. El índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los precios internacionales de los cinco grupos principales de alimentos básicos. La FAO presentó hoy también su primera previsión para este año sobre la oferta y la demanda mundial de cereales, confiando en que sea “otra temporada de relativa tranquilidad en los mercados”, con unos inventarios de cereales que se mantienen en niveles casi récord.