Image Map

Cereales, azúcar y productos lácteos son los responsables del alza. Los precios mundiales de los alimentos subieron por tercer mes consecutivo en julio, empujados principalmente por las alzas de cereales, azúcar y productos lácteos. El índice de precios de los alimentos de la FAO –que mide la variación mensual en el mercado internacional e incluye la media ponderada de los precios de cinco grupos principales de alimentos básicos- alcanzó en julio un promedio de 179,1 puntos, su valor más alto desde enero de 2015, con un incremento de 2,3 por ciento respecto a su nivel de un año antes. El índice de precios de los cereales de la FAO subió un 5,1 por ciento en julio. El índice había estado subiendo de forma consistente durante los últimos tres meses, apoyado por la firmeza de los precios del trigo y del arroz. Los del trigo fueron los que más subieron en julio, debido a que las persistentes condiciones meteorológicas calurosas y secas afectaron a las cosechas de trigo de primavera en América del Norte, mientras que la escasez estacional ejerció presión alcista sobre los precios del arroz. Por otro lado, los precios del maíz se mantuvieron en gran medida estables.