Image Map

Cerca de 2,6 millones de mujeres encabezan explotaciones agrícolas en la región y millones más trabajan en la agricultura. El rol que juegan las mujeres en la agricultura familiar de América Latina y el Caribe se ha vuelto cada vez más importante, pero desencadenar todo su potencial requiere transformar los sistemas de asistencia técnica y extensión rural bajo el enfoque de género, señaló hoy la FAO. Una nueva publicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) analizó los sistemas de asistencia técnica y extensión rural en Guatemala, Jamaica, Paraguay, Perú y Brasil para generar una serie de recomendaciones que puedan mejorar su impacto sobre las mujeres rurales de la región. “Bien diseñados, estos sistemas puede contribuir a superar las desigualdades de género. Mal diseñados, pueden replicar e incluso ahondar las inequidades entre hombres y mujeres”, explicó Claudia Brito, Oficial de Género de la FAO. Según la publicación, los servicios públicos de asistencia técnica y extensión rural en la región aún no consideran a las mujeres como participantes activas del proceso productivo en la agricultura familiar.