Image Map

Noticias

El organismo internacional de sanidad vegetal aprueba nuevas normas mundiales. El organismo internacional que supervisa la sanidad vegetal ha dado un gran paso adelante con la aprobación de una nueva norma mundial para tratar de garantizar que el comercio internacional de plantas y semillas, además de seguir siendo muy rentable, sea a la vez más seguro. El órgano rector de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), la Comisión de Medidas Fitosanitarias (CMF), aprobó la norma en su 12ª reunión que concluyó ayer en Incheon, República de Corea. En un mundo globalizado, los alimentos y productos agrícolas están en continuo movimiento. Los buques navegan constantemente de un puerto a otro, transportando cada año más de 500 millones de grandes contenedores de acero con todo tipo de mercancías, con rumbo a todos los rincones del planeta.

El PHB se puede producir a partir de biomasa con los residuos de piña y banano. En el interior de un microrganismo estresado está la clave para producir una nueva generación de plástico biodegradable, el PHB (Polihidroxibutirato ó ácido polihidroxibutírico), un material que podría llegar a desplazar a los plásticos derivados del petróleo que se acumulan en el planeta, causando contaminación ambiental. Investigadoras del Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA) y del Centro de Investigación en Biología Celular y Molecular (CIBCM) de la Universidad de Costa Rica experimentan con diferentes cepas de microorganismos que sean altas productoras de PHB, un material muy prometedor que pertenece a la nueva generación de plásticos biodegradables. El PHB se puede producir a partir de biomasa con los residuos de piña y banano y lo único que se necesita es un microorganismo capaz de producir PHB en cantidad y calidad, explicó la M.Sc. Carmela Velázquez, investigadora y directora del CITA, quien lidera este proyecto junto a la M.Sc. Marielos Mora del CIBCM.

Las primeras previsiones para 2017 apuntan a abundantes cosechas de cereales, a pesar de que muchos agricultores se pasen a otros cultivos. Los precios mundiales de los alimentos supervisados por la FAO bajaron en marzo, en un contexto de amplia disponibilidad de suministros y expectativas de cosechas abundantes. El índice de precios de los alimentos de la FAO tuvo una media de casi 171 puntos en marzo, marcando un descenso del 2,8 por ciento respecto al mes anterior, aunque permanecía un 13,4 por ciento por encima de su nivel de un año antes. El índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los precios internacionales de los cinco grupos principales de alimentos básicos. La FAO presentó hoy también su primera previsión para este año sobre la oferta y la demanda mundial de cereales, confiando en que sea “otra temporada de relativa tranquilidad en los mercados”, con unos inventarios de cereales que se mantienen en niveles casi récord.