Image Map

Noticias

La iniciativa galardonada propuso la conformación de una red más de 85 investigadores que ya trabajan en conjunto con 265 técnicos territoriales y más de 6000 apicultores. La creación de una plataforma que facilita la consolidación de la apicultura como una herramienta para el desarrollo en América Latina y el Caribe (ALC), mediante el trabajo conjunto y la vinculación entre investigadores, técnicos territoriales y apicultores, fue la iniciativa ganadora del Premio a la Excelencia Científica 2017. El galardón fue otorgado por FONTAGRO, un mecanismo de cooperación regional que promueve la innovación en la agricultura familiar, la competitividad y la seguridad alimentaria, que es patrocinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). La nueva plataforma, que ya está en funcionamiento, se denomina RedLAC y está conformada por más de 85 investigadores que trabajan en red con 265 técnicos territoriales y más de 6000 apicultores.

Este curso del CATIE le dará las bases teóricas necesarias para entender y aplicar el enfoque de la Agricultura Climáticamente Inteligente. El CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) tiene abierta la inscripción para el II Curso Internacional: Identificación, Evaluación y Promoción de Prácticas de la Agricultura Climáticamente Inteligente (ACI) que se impartirá del 18 al 22 de setiembre de 2017, en Turrialba, Costa Rica. El curso pondrá a disposición de los participantes herramientas para medir la contribución de prácticas agropecuarios a los tres pilares de la ACI (producción, adaptación y mitigación) y metodologías para priorizar prácticas de la ACI como opciones para la producción agropecuaria sostenible en un ambiente de variabilidad y cambio climático. La ACI contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y busca un ambiente habilitador a través de políticas y esquemas de inversión que coadyuven al desarrollo agrícola sostenible para la seguridad alimentaria bajo condiciones de variabilidad del clima y cambio climático.

Desde la UCR se conocerá la actividad del Sol y de otros objetos celestes a través de ondas de radio, un proyecto desarrollado por primera vez en el país. Con ayuda de un radiotelescopio, Costa Rica podrá contar con datos propios sobre la actividad solar y otros objetos celestes, como los púlsares, por medio de la información que proporcionan las ondas de radio que emiten estos astros. Este es un proyecto llevado a cabo por el Centro de Investigaciones Espaciales (Cinespa) de la Universidad de Costa Rica (UCR), que pretende monitorear continuamente al Sol, para obtener datos de este astro y realizar predicciones acerca de eventos solares que puedan afectar directamente al planeta Tierra. “Es un proyecto que se va a desarrollar en el país por primera vez y que nos puede permitir estar posicionados en el mundo, porque los datos que se van a tomar son datos locales; es decir, datos que permiten el estudio a este huso horario. Además, se podrán hacer investigaciones a nivel local que antes no se hacían por la ausencia de datos”, explicó la radioastrónoma solar Carolina Salas Matamoros.