Image Map

Noticias

Animales están amenazados o en peligro de extinción. Costa Rica ha realizado esfuerzos muy importantes por conocer y conservar gran parte de la diversidad biológica que poseemos, lo cual es un ejemplo global y símbolo de orgullo para muchos costarricenses. Sin embargo, la mayoría de estos esfuerzos se han centrado en nuestros bosques y montañas y desafortunadamente le hemos dado la espalda al mar. Nuestro país es pequeño, pero lo que carece en tamaño lo compensa con una enorme biodiversidad: posee alrededor del 4,5 % de la biodiversidad del planeta. A pesar de que el área marina supera en más de diez veces su superficie terrestre, no existe el mismo sentimiento de pertenencia y respeto por los recursos marinos. Pocos costarricenses llegarán a identificarse con el mar, y más aún con lo que existe debajo de esa capa superficial, de la misma forma que ha sucedido con los bosques. Por lo tanto, pocas personas se cuestionarán durante su vida que todos los peces, camarones y demás recursos que se extraen de ese inmenso mar territorial son nuestros y, sobre todo, que tenemos una gran responsabilidad de protegerlos y asegurar su sostenibilidad para las futuras generaciones.

El nuevo tratado es una herramienta clave para lograr una pesca y comunidades costeras sostenibles: Suecia lo acelera. Los océanos del mundo ofrecen tanto desafíos como soluciones para la Agenda de Desarrollo Sostenible del planeta, y es esencial gestionarlos de forma más atenta para garantizar la seguridad alimentaria mundial hoy y mañana, así como los medios de subsistencia de cientos de millones de personas, aseguró el Director General de la FAO José Graziano da Silva, al intervenir hoy en la Conferencia sobre los Océanos de las Naciones Unidas. Más de 3 000 millones de personas dependen del pescado como fuente vital de proteínas animales, mientras que 300 millones de personas dependen de las pesquerías marinas, la gran mayoría de ellas vinculada a la pesca en pequeña escala que es la espina dorsal de los ecosistemas marinos y costeros en muchos países en desarrollo. La Conferencia de alto nivel de las Naciones Unidas sobre los Océanos tiene por objeto apoyar la implementación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14, que pretende lograr la conservación y la utilización sostenible de los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

Especie endémica del país fue declarada extinta por la UICN. Una especie de rana neotropical, ahora conocida como la rana de vientre rojo, reapareció luego de haber sido declarada extinta hace 13 años por la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN) y después de 30 años sin ser observada. El redescubrimiento de esta especie endémica de Costa Rica, cuyo nombre científico es Craugastor escoces se produjo en el Parque Nacional Juan Castro Blanco, ubicado en la provincia de Alajuela, cerca de Ciudad Quesada. La C. escoces fue encontrada por los investigadores M.Sc. Gilbert Alvarado Barboza, investigador de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR) y estudiante de doctorado de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, y el M.Sc. Randall Jiménez Quirós, estudiante de doctorado de la Universidad de Ulm, en Alemania. En los años 90, muchas especies de anfibios desaparecieron de nuestro país y en la actualidad algunas están consideradas como posiblemente extintas. En el 2004 la UICN declaró extintas tres especies, de las cuales han vuelto a aparecer dos: la rana de vientre rojo y el sapo sordomudo o sapo de Holdridge, que habitaba el cerro Chompipe en Heredia.