Image Map

Noticias

Un nuevo acuerdo busca facilitar que los países avancen en la mejora de los medios de vida rurales y la salvaguarda de los recursos naturales. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Banco Mundial han acordado reforzar su cooperación para poner fin al hambre y a la pobreza a nivel mundial y nacional. Ambas organizaciones colaborarán estrechamente para apoyar a sus países miembros a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), mejorar los medios de subsistencia rurales y la eficiencia de la producción y distribución de alimentos y garantizar la gestión sostenible de los recursos naturales en el mundo. Con estos objetivos firmaron hoy un acuerdo marco en Roma Daniel Gustafson, Director General Adjunto para Operaciones de la FAO, y Hartwig Schafer, Vicepresidente de Políticas de Operaciones y Servicios a los Países del Banco Mundial. El acuerdo aporta nuevos instrumentos indispensables para implementar esta cooperación, que se utilizarán para proporcionar a los gobiernos la experiencia técnica de la FAO en proyectos financiados por el Banco Mundial.

Un foro virtual, apoyado por el IICA, permitió a cientos de interesados en el tema conocer a fondo las vías existentes para comerciar mediante esta medida no arancelaria.

Con apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), expertos internacionales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y del Centro de Comercio Internacional (CCI) abordaron el impacto que tienen las reglas de origen en el comercio agrícola de los países en desarrollo. Un foro virtual, transmitido desde Ginebra, Suiza, permitió a cientos de interesados en el tema conocer más sobre estas medidas no arancelarias y promover el comercio agrícola para la sustentabilidad, el desarrollo económico y la seguridad alimentaria de los países. De acuerdo con las especialistas en Comercio del IICA, Adriana Campos y Nadia Monge, las reglas de origen se utilizan para conocer de dónde es originario un producto y esto determina qué requisitos debe cumplir el producto para comercializarse en un país.

Se beneficiarán cerca de 470 productores y productoras del Cantón de Oreamuno y zonas aledañas. Proyecto es financiado con fondos de Transferencia del MAG y promovido por el Centro Agrícola Cantonal de Oreamuno.

Con el fin de fomentar el uso de maquinaria conservacionista (arado de cincel, rastra rotativa, renovador de potreros, palín mecánico) e impulsar y lograr la aplicación de prácticas de conservación de suelos, en los agricultores del Cantón de Oreamuno (Potrero Cerrado, Cot, Cipreses, San Rafael y Santa Rosa) y zonas aledañas, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), mediante los fondos de Transferencia, aportó cerca de 40 millones de colones para la compra de maquinaria agrícola, que permitirá beneficiar a cerca de 470 productores y productoras.